Un monstruo tropifunk con espíritu angelino

En 2011, cobró vida Jungle Fire y ese sonido explosivo inspirado en las poderosas secciones rítmicas detrás de Fela Kuti, James Brown, Irakere o Ray Barretto. Hoy, en su receta musical hay lo mismo guiños a ritmos afrocaribeños que del oeste africano, muchas capas de alto funk y todo aderezado con el espíritu multicultural angelino.

La banda se ha convertido rápidamente en un monstruo tropifunk de 10 integrantes que agita pistas de baile y festivales en todo el mundo. Y este febrero lanzaron ”Jungle Fire”, material homónimo y tercer disco de la banda. Platicamos con Alberto López, percusionista de la banda, con el pretexto de la publicación de este nuevo disco.

¿Qué se propusieron explorar en este nuevo material?

Alberto López: Lo curioso de este disco es que, fuera de asumir la limitación de grabarlo solamente a los 8 canales de nuestra grabadora de cinta de 1/4 de pulgada, no teníamos un concepto fijo. Dio la casualidad de que estábamos comenzando a componer nuestra primera musicalización para cine (un documental sobre el Olympic Auditorium de Los Ángeles),y a través del proceso surgió un lenguaje planteado en las propuestas de nuestros dos discos anteriores, pero un poco más temperamental y cinematográfico.

¿De qué manera está presente Los Ángeles en el espíritu y el sonido de la banda?

AL: La ciudad de Los Ángeles es un punto de convergencia de culturas y, gracias a eso, nos ha brindado la oportunidad para aprender de ellas. Lo nuestro es un sancocho musical inspirado por lo que nos ha presentado la escena musical de la ciudad a través de los años.

Suele mencionarse a figuras como Ray Barretto, James Brown, Fela Kuti y Manu Dibango entre sus influencias. ¿De qué manera están presentes en su espíritu y sonido?

AL: A estos cuatro gigantes hay que agregar a Irakere, de Cuba. Los ritmos, estilos de arreglos musicales, métodos de grabación (a cinta) y la temática de la música de los mencionados ha sido gran parte de la fuente de la que bebe contínuamente la banda. La expresión africana en las Américas en su punto más psicodélico y explorador.

La banda está compuesta por 10 integrantes. ¿Cómo consiguen hacer convivir todas esas personalidades en un mismo proyecto? ¿Cuáles son los retos? ¿Cuáles las posibilidades?

AL: A veces es complicado. La mayoría, además de ser músicos, somos padres de familia y hay que saber respetar el tiempo que podemos compartir. El reto más grande siempre ha sido encontrar el tiempo para juntarnos, ya que siempre que nos juntamos es una fiesta musical de la que suelen salir cosas chéveres, espontáneas. Desde el comienzo decidimos que solo seguiríamos juntándonos como Jungle Fire (varios trabajamos con otros artistas) bajo la condición de que sea una propuesta que siempre nos traiga alegría y buenas vibras.

Su música ha aparecido en varias películas, comerciales y programas de televisión. ¿A qué atribuyes que guste tanto y funcione tan bien para acompañar ese tipo de productos?

AL: ¡No tenemos idea! Pero tal vez sea el hecho de que nuestra música es instrumental y no compite con el diálogo de las imágenes.

 

”Smash & Grab” y “OscilLAdope” son mis dos tracks favoritos por ahora. ¿Podrías platicarme de ellos?

AL: “Smash & Grab” es una mezcla ansiosa del Boogaloo, líneas de guitarra inspiradas por varios estilos del África occidental, un poco de Drum ’n Bass (lento) y líneas frenéticas de vientos, muy a la cine de los 70. Las imágenes que nos venían a la mente al descargarla originalmente eran las del caos urbano, el tráfico, la gente codeándose sin excusarse. En medio de todo (como en el interludio),una pausa para mirar hacia arriba y darnos cuenta de que estamos juntos en el caos antes de volver a la locura. El título no lo pensamos mucho, solamente nos sonó al sentimiento de estrellarse con algo y seguir.

“OscilLAdope” es un experimento con sintetizador que emprendimos en medio de la composición de la música para el documental. Fue una descarga en vivo. Uno de los integrantes creó una secuencia en un sintetizador Moog, comenzó a jugar con los filtros y el resto de la banda se le pegó estilo descarga/jam y lo que se escucha en el disco es lo que salió, con errorcitos y todo. Nos gustó tanto el experimento que compusimos otro puñado de temas con sintetizadores para un proyecto alterno que lanzaremos pronto.

Por:

  • Jesús Pacheco (@peach_melba)

Fecha:

  • 21 Feb 2020 14:57 Hrs.

Compartir: